Posts tagged ‘intraducibilidad’

La antiglobalización según “La niña repelente”

(Antes de leer esta entrada es conveniente que leas “La globalización según Pocoyó)

¿Qué sucede cuando en un proyecto no se aplican procesos de globalización e internacionalización? Como en este caso, su eventual traducción o localización resultan misión imposible.

Así sucede en “La niña repelente”, la irreverente y desternillante animación ambientada en la Sevilla más cañí de Jape & Mape, que lo único que parece compartir con Pocoyó, aparte de su originalidad, es su presencia en la web y en Facebook.

Por citar solo alguno de los elementos intraducibles de este capítulo mencionaré:

  • La presencia del toro en la carretera
  • La celebración de la Comunión en la Asociación de Vecinos “La Blanca Paloma”
  • La alusión a los Reyes Magos
  • Impacto del descubrimiento de la supuesta homosexualidad del tito Raúl el día de la Comunión de su hija
  • Expresiones:

“Que te calles, calva” (de Margarita a su padre)
“¿A ti no te gustan las gambas? Pero el jamón si te gusta, ¿a que ?
“Tito Antonio, la niña está diciendo palabrotas y la va a castigar el Niño Jesús”
“Virgen de la Candelaria, Concha, es que con esta niña no se puede ir”

Lo que nadie le podrá negar a esta miniserie es su innegable valor didáctico. Se me ocurre por ejemplo que puede ser ideal para explicar cuestiones culturales o jerga en clases de español para extranjeros.

Por otro lado, el hecho de que no esté globalizada no quiere decir que vaya a tener menor repercusión. Todos conocemos hechos con marcado acento cultural que alcanzan enorme notoriedad, como es el caso de los hechos descritos en las campañas publicitarias de Aquarius.

Si tenemos en cuenta que se solo se han realizado unos 6 capítulos de La niña repelente, nadie puede afirmar que esta animación no vaya a convertirse en un fenómeno mundial. Ya pudimos comprobar cómo el mismísimo Pocoyó también sufrió una fase de tanteo en su diseño. Eso sí, esta serie, tan políticamente incorrecta, tendría que superar igualmente un laborioso y largo proceso de globalización.

marzo 6, 2010 at 10:13 pm 1 comentario

La globalización según Pocoyó

Seguramente ya sabes que la LISA (Localization Industry Standards Association) se fundó en 1991 con el objetivo de permitir que empresas y profesionales del sector tecnológico e informático pudieran compartir experiencias y crear una comunidad en torno a los procesos necesarios para adaptar sus productos para mercados locales.

En la actualidad los tres conceptos fundamentales que se manejan en la industria son:

*globalización
The process of making all the necessary technical, financial, managerial, personnel, marketing and other enterprise decisions necessary to facilitate international business.

*internacionalización
The process of ensuring at a technical/design level that a product can be easily localized.

*localización
The process of adapting software for a particular geographical region (locale). Translation of the user interface, system messages, and documentation is a large part (but not all) of the localization process.

Salvando todas las distancias, la serie de animación infantil Pocoyó nos puede ayudar a entender (o explicar) mejor los fenómenos antes enunciados.

Todos lo que tengan niños en casa no necesitarán saber quién es Pocoyó. Trataré de dar alguna pista al hilo de esta explicación, aunque debo advertir que en la historia de Pocoyó puede haber ya bastante de leyenda urbana. Hace algunos años parece ser que un grupo de animadores españoles (Zinkia) apostaba por un proyecto que no encontró suficiente acogida en España, pero sí en el Reino Unido. Se trataba de un pequeño vestido de azul que vivía con sus amigos Pato (un pato gruñón), Elly (una elefanta bailarina) y algún que otro personaje secundario, Pajaroto, Loula, Pulpo… El estilo original, depurado, casi minimalista de los dibujos verdaderamente resultaba innovador. Sin embargo, a lo largo de su fase de diseño y producción hubo que realizar cambios en los bocetos iniciales, un largo proceso que han narrado sus propios creadores. Las principales pegas eran que Pocoyó usaba chupete y que Elly exhibía unos ostentosos colmillos y uñas. Al parecer en Reino Unido y EE.UU., entre otros países, no estaba bien visto que un niño, sobre todo mayorcito como Pocoyó, usara chupete e incluso había presiones por considerar que su uso perjudicaba a los niños. Además, los colmillos y uñas de Elly podían resultar un tanto aterradores para los pequeños de la casa. Se trataba de dos elementos que podrían plantear dificultades a la hora de traducir la serie a otros idiomas o de venderla en otros mercados.

Decidieron entonces globalizar a Pocoyó, es decir plantear un cambio en el modelo empresarial y pensar desde el mismo inicio del proyecto en su eventual localización a otros países. La globalización supondría un doble esfuerzo. Por un lado, internacionalizar el producto, eliminando toda condicionante cultural que pudiera resultar chocante. El pobre Pocoyó se quedó así sin su chupetito y Elly comprobó cómo sus colmillos y uñas desaparecían. No fue en vano, esos esfuerzos en la fase de diseño permitieron localizar fácilmente el producto a infinidad de mercados.

Lo que sucedió después queda ya en los anales de la historia de la animación. Baste decir que Pocoyó en la actualidad tiene su propia web localizada en 11 idiomas, su propio blog, club de fans en Facebook, su serie se traduce a muchos idiomas y se emite en países de todos los continentes. (En honor a la verdad, la experiencia previa de otros animadores como Disney sin duda ha tenido mucho que ver con la sagacidad de los productores y diseñadores de Pocoyó, pero este es otro tema). Este personaje es en hoy día un fenómeno de masas. Además existe todo tipo de artículos con su imagen: juguetería, complementos, libros, mochilas, ropa … y hasta ha dado el salto al cine y ha coopresentado la última gala de los Goya.

Toda una estrella. Sin duda la estrategia de globalización planeada en su día ha superado todas las expectativas de éxito.

(Si te ha gustado este entrada te recomiendo que leas el alterego de Pocoyó. Me refiero a: La antiglobalización según “La niña repeletente”)

marzo 6, 2010 at 8:16 pm Deja un comentario


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 11 seguidores


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.