Un caso extremo de gestión de etiquetas

marzo 19, 2010 at 8:20 am Deja un comentario

Cuando un traductor se enfrenta a la localización de un proyecto del que ya existen versiones anteriores, suele recibir gran cantidad de información e instrucciones en un documento denominado lockit, que no es ni más ni menos que la versión profesional del denominado “encargo de traducción”.

La extensión y complejidad de estos documentos varía considerablemente de un proyecto a otro, aunque en honor a la verdad debo decir que los proyectos de Microsoft suelen llevarse la palma en cuanto al número y dificultad de las instrucciones que da a sus traductores.

En los mencionados lockit se suele incluir -cada vez con mayor frecuencia y abundamiento- un apartado donde se explica a los traductores cómo gestionar las etiquetas de lenguajes de marcado (fundamentalmente XML) en el proceso de traducción.

En el lockit de un paquete de software para programadores encontré el caso más extremo que he conocido hasta el momento de instrucciones de localización de etiquetas. Se trata de un proyecto sumamente complejo, cuya mayor dificultad radica en que el traductor debe diferenciar qué es texto traducible (lenguaje natural) y qué es lenguaje de programación (lenguaje artificial). En el mencionado documento el cliente sugería al traductor que empleara la siguiente estrategia para explicitar en español la información implícita contenida en las etiquetas, cuya base léxica es como sabemos el inglés:

(Te propongo un curioso ejercicio. Escribe tu propia traducción del texto en inglés y luego compara el resultado con la traducción sugerida por el cliente.)

Más allá de lo extremo del ejemplo, hay una serie de cuestiones que no puedo evitar plantearme como traductora y docente. Como por ejemplo ¿qué competencia traductora requiere la aplicación de estrategias como la anterior? En los últimos años sea han publicado excelentes trabajos, como por ejemplo los de la Profesora Dorothy Kelly, en torno a las habilidades y competencias que debemos tener los traductores y sobre todo cómo éstas se deben enseñar o se pueden aprender.

Casi todos los trabajos recientes coinciden en señalar la informática como una competencia necesaria para ejercer la traducción de manera profesional. No obstante, recientemente se ha suscitado en mí la idea, más bien la creencia, de que existen otros factores todavía no estudiados y que son determinantes en nuestra profesión. Me refiero a habilidades poco ortodoxas y que tendrían que ver más bien con la inteligencia emocional. Así, entiendo que además de un suficiente conocimiento de las lenguas, un manejo diestro de las principales estrategias de traducción, una notable competencia computacional, etc. un buen traductor debe contar con un elevado coeficiente de EMPATÍA, necesaria por ejemplo para ponerse en la piel de un hipotético receptor meta determinado en un encargo de traducción.

En todo caso, en textos como el anterior la natural flexibilidad del español se está llevando hasta los límites últimos de la inteligibilidad. La redacción de los discursos tecnológicos sobre la base de una estructura en lenguaje XML y la combinación del lenguaje natural con los lenguajes de programación ponen a prueba sin duda los mecanismos y recursos tanto de las propias lenguas como de los traductores que deben afrontar su localización. Para lograr texto inteligibles (más incluso que los crípticos textos origen) los traductores debemos desplegar todo tipo de estrategias y conocimientos, así como buenas dosis de sentido común y buena voluntad con el fin de acercar la tecnología al usuario y tender puentes no ya entre culturas sino entre lenguajes y metalenguajes.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized. Tags: , , , , , , , .

Traducir en el Tercer Entorno: una aproximación desde Javier Echeverría El español de ida y vuelta o “¿Por qué Alejandro Sanz habla andaluz si es de Moratalaz?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 12 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: