El español de ida y vuelta o “¿Por qué Alejandro Sanz habla andaluz si es de Moratalaz?”

marzo 28, 2010 at 9:12 pm 2 comentarios


Quizá hayas oído hablar del grupo ¿POR QUÉ ALEJANDRO SANZ HABLA CON ACENTO ANDALUZ SI ES DE MORATALAZ? que se ha creado en Facebook y que en la actualidad cuenta casi con 9.000 seguidores. Más allá de la anécdota no me digas que no es llamativo que en un entorno tan globalizado como el actual todavía haya gente que tome partido por una u otra variedad del español.

La unidad en la diversidad del español suele ser un tema recurrente en todas las ediciones de los Congresos Internacionales de la Lengua Española que vienen celebrando desde 1997 el Instituto Cervantes, la Real Academia Española de la Lengua y la Asociación de Academias de la Lengua. Si consultas las actas de estos congresos verás que el debate sobre las variedades, aunque ya dura varios siglos, sigue tan vivo como el primer día.

En mi opinión, la variedad del español que habla Alejandro Sanz -al igual que muchos otros cantantes como Shakira, Carlos Baute o Paulina Rubio- que desarrollan su carrera y su vida tanto en España como en Latinoamérica, es la expresión más viva de la “matria”, un término acuñado en su día por Juan Ramón Jiménez, esa suerte de lengua madre atisbada por literatos panhispánicos que han hecho el viaje de ida y vuelta a ambos lados del Atlántico. Así, Juan Ramón defendía que el español de España no era el de Castilla, sino la “matria”, una variedad esencialmente latinoamericana que no reflejaría sino el triunfo de la norma sevillana frente a la norma toledana (enfrentadas durante los siglos XVI y XVII) y, en definitiva, el triunfo de las denominadas “hablas meridionales”.

Todo viaje supone un motivo de enriquecimiento, ya que la exposición a un nuevo contexto suele generar mutación, crecimiento e innovación. Como ha señalado el sociólogo Manuel Castells al hilo de una disertación en torno a innovación y Web 2.0, uno de los pilares de la creatividad es la exposición, es decir, que la heterogeneidad de la cultura estimula la innovación.

A mi entender, el devenir constante del español y de los hispanohablantes desde el punto de vista geográfico, vital y cibernético puede encontrar un paralelismo con la configuración misma del flamenco moderno. En el siglo XVIII el flamenco primitivo realiza una travesía a América de la mano de los emigrantes españoles. Allí se mezcla con otras músicas populares latinoamericanas y regresa a la Península modificado y en cierto modo consolidado, dando lugar a los denominados palos de “ida y vuelta”. Es entonces cuando el flamenco alcanza su máxima expresión y cuando alcanza mayor impacto social y cultural.

Al igual que el flamenco en su día, el español también realizó ese viaje de ida y vuelta. En su caso, la gran diferencia estriba en que la globalización, el aumento de los desplazamientos, la democratización del conocimiento, la generalización de la educación y la presencia de los medios de comunicación -entre los que destacan la televisión e Internet- han perpetuado un flujo de retroalimentación constante en el español vivo, del cual son claro ejemplo las personalidades artísticas antes mencionadas. Así, serían precisamente ellos y ellas prueba y muestra viva del español estándar en su configuración actual.

No correspondería entonces a las academias de la lengua ni a las empresas (fabricantes de software, medios de comunicación, etc.) determinar cuál es la variedad estándar. ¿Bastaría acaso con inferir los rasgos comunes de los iconos culturales de habla española? Probablemente una propuesta que conjugue la atención a los distintos actores, voces y usuarios del español, así como la alianza de las academias normalizadoras pudiera ser un punto de partida razonable.

Anuncios

Entry filed under: Uncategorized. Tags: , , , , , , , .

Un caso extremo de gestión de etiquetas Reflexiones sobre la noticia “Lionbridge e IBM anuncian una alianza estratégica”

2 comentarios Add your own

  • 1. Roberto  |  abril 11, 2010 en 9:50 pm

    Viajo algo (poco) al otro lado del charco, pero tengo muchos compañeros de Mexico o Venezuela. La verdad. Siempre he tenido la sensación de que dentro de cien años ya no nos entenderemos. Puede que internet y la globalización cambien el rumbo linguistico de los dos lados del charco, pero no tengo mucha fe ni creo que sea nada malo. Así que entiendo que las multiples variedades que hablamos los que hablamos español lo enriquecen hoy pero no es algo a lo que aferrarse. En el futuro, nuestros nietos quizás ya no hablen la misma lengua, o quizas sí, pero ya no lo podamos llamar “español”. ¿Qué cosa, no?

    Responder
  • 2. Javi  |  julio 9, 2013 en 1:50 pm

    No comparto tu teoría porque la variedad hablada por cantantes como Alejandro Sanz es impostada, calculada y pronunciada de forma artificial. Para que fuera una auténtica variedad propia de la lengua – y una especie de “lengua madre” -, tendría que aparecer de forma espontánea, lo cual no es el caso.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 12 seguidores


A %d blogueros les gusta esto: